Shaniece Sturdy es una joven de 21 años y madre. A diferencia de las chicas de su edad, no le interesaba salir de fiesta y beber. Todo lo contrario, tenía la responsabilidad de cuidar de su hijo y, además, quería ayudar a los demás.

Un día vio un documental en la televisión sobre los vientres de alquiler, le gustó la idea y se puso manos a la obra ella sola con toda la documentación.

Así conoció a Joanna y Steve, una pareja que necesitaba un vientre de alquiler para poder tener hijos, ya que por ellos mismos no podían. Shaniece decidió ayudarles.

El tratamiento fue un éxito. Shaniece, Joanna y Steve estaban muy ilusionados y llegaron las primeras ecografías. ¡Lo que apareció resultó sorprendente!

Joanna y Steve no iban a tener un solo hijo, sino que Shaniece estaba embarazada de gemelos. En realidad es algo muy corriente en este tipo de tratamientos.

Pero la verdadera sorpresa llegó en la semana 10 del embarazo. Una nueva ecografía revelaba que los gemelos no estaban solos ¡eran trillizos!

Joanna y Steve no se lo podían creer. Buscaron un vientre de alquiler para cumplir su sueño de ser padres y ahora iban a tener 3 bebés con los que compartir su alegría.

El parto fue estupendamente. Willow, Harrison y Daisy nacieron a la perfección, sanos y fuertes. Shaniece no ha dejado ni un momento de visitarlos y mantener el contacto con los padres. Ella confiesa que ha sido la mejor experiencia de toda su vida.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: