Muchas veces decimos «no eres tú, soy yo», para indicar el fin de una relación, asumiendo nuestra responsabilidad y parte de culpa en la ruptura. Pero hay ocasiones en las que, realmente, el problema es la otra persona.

Acabar con la persona equivocada nos puede pasar a todo el mundo. No es fácil ver las señales, el enamoramiento lo impide, nos dejamos llevas… hasta que es demasiado tarde.

Para que puedas retomar tu vida, tus ilusiones, te identificamos las señales más claras de que estás con la persona equivocada.

Falta de conexión

¿Has oído decir «no hay química entre nosotros»? Es algo completamente real, que simboliza que no hay una buena conexión entre dos personas. Esto da problemas de comunicación, convivencia y de toda la relación en su conjunto. No debe cambiar, tú tampoco. Sencillamente a veces no puede ser.

No eres suficiente para tu pareja

Cuando tu pareja te hace sentir que, por mucho que te esfuerces, no llegas a los exigentes objetivos que tiene, es porque en realidad estás con la persona equivocada.

Una pareja no puede exigir a una persona ningún esfuerzo, debe amar cómo es de forma natural. Sin cambios, sin objetivos.

La relación supone un esfuerzo

Cuando amas a alguien, no debe suponerte ningún esfuerzo estar con esa persona y hacer cosas juntas. Incluso aunque él o ella no se sientan así, no es culpa tuya, estás con la persona equivocada, porque en realidad has elegido mal creyendo que tenía una personalidad que iba a enamorarte y solo te cautivó al principio.

Tu pareja no está cuando la necesitas

Otras veces el amor no correspondido viene de la pareja. Si necesitas de él o ella y no es fácil contactar, incluso huye de los problemas, te ignora, no te da prioridad, son señales claras de que debes dejar esa relación lo antes posible. Por mucho que cueste. Estás con la persona equivocada.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: