Inicio Reflexiones Para los padres que amaron hijos sin ser suyos, sencillamente gracias

Para los padres que amaron hijos sin ser suyos, sencillamente gracias

0
Para los padres que amaron hijos sin ser suyos, sencillamente gracias

Hoy vamos a agradecer a esos hombres que demostraron un nivel insuperable de amor y valentía. Esos padres, que aceptaron, amaron y acogieron a niños sin ser sus propios hijos y que, al final, sí se convirtieron en propios.

Ser padre no es fácil. ¡De hecho es dificilísimo! Pero la complejidad se multiplica cuando hablamos de hijos que no son suyos y que, a pesar de ello, se aceptan para criar, amar y proteger como si lo fueran.

Para conseguirlo, hay que tener un nivel de empatía altísimo, además de hacerlo por amor, nunca funciona si se tiene que afrontar como una obligación.

Es desgarrador pensar que hay padres capaces de abandonar a sus hijos. Pero en ocasiones la historia tiene un final feliz. Y, sin que sea su padre biológico, estos «nuevos padres», les ofrecen una vida feliz que, de otra manera, nunca habrían podido tener.

La relación entre un padre y estos hijos crece con el tiempo. Cada logro se celebra como una victoria inmensa. Cada esfuerzo se afronta como una montaña que escalar. Cada éxito, se transforma en el grano de arena que finalmente formará un castillo de amor.

Para todos estos padres, que sacrificaron todos sus sentimientos a favor de unos niños que no eran suyos y que, por esa acción, se convirtieron en sus hijos, queremos dar las gracias.

No era vuestra responsabilidad, ni vuestra obligación. Podíais haber dado media vuelta en cualquier momento sin mirar atrás. Podríais haber escogido una vida más fácil, sencilla y llena de placeres. Lo sacrificasteis todo por unos «extraños», que se han terminado convirtiendo en vuestros hijos. A todos vosotros, sencillamente gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here