Alexandra Kinov, de 23 años y su novio Antonin Kroscen ya tenían un hijo. Una vez se enteró de que estaba de nuevo embarazada, Alexandra y su pareja esperaban con ilusión al próximo bebé. Pero la noticia que tenían que darles los médicos no se la esperaban.

Por antecedentes familiares, ambos sabían que tenían una alta probabilidad de tener gemelos, así que esperaban cualquier cosa en la noticia sobre el futuro o futuros bebés. Los médicos les explicaron que el parto iba a ser mucho más exigente ¡porque había 4 pequeños desarrollándose en su cuerpo!

Alexandra y Antonin tuvieron que aceptar la noticia y se prepararon todo lo posible para estos próximos 4 pequeños que tenían que cuidar, alimentar y enseñar. Pero el embarazo guardaba una sorpresa más. Una siguiente ecografía confirmaba la cantidad total de bebés desarrollándose ¡y esta vez aparecían 5!

No se podía distinguir nada en esa ecografía. Cabezas, manos, piernas… todo estaba mezclado y los médicos fueron incapaces de identificar el sexo de cada uno. Podía ser cualquier cosa.

Finalmente en el parto salieron 4 niños y una niña. Pero el evento fue histórico. Para empezar Antonin casi se pierde el parto porque su tren se retrasó.

Los médicos solicitaron un equipo completo por cada niño. ¡Se reunieron casi 40 personas en la sala de parto!

Al final todo salió perfecto. La pareja pudo dar la bienvenida a sus 5 hijos recién nacidos y los médicos confirmaron que tenían un 95% de posibilidades de un crecimiento sin problemas médicos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: