Este pequeño es Iker Ibáñez. Durante el mes de octubre cumple sus cuatro añitos de vida, pero lamentablemente su infancia está siendo poco corriente.

Cuando tenía 5 meses le diagnosticaron enfermedad granulomatosa crónica, muy rara pero gravísima. Es una enfermedad degenerativa, que provoca que Iker tenga mínimas sus defensas. Cualquier resfriado o infección, es un peligro mortal para él.

Es una enfermedad registrada en muy pocos casos en todo el mundo. Profesionales de la medicina apenas lo han visto en dos o tres pacientes durante toda su carrera sanitaria.

Iker nació en Argentina, pero ahora vive en Almería. En el Hospital Torrecárdenas es donde consigue recibir medicamentos cada semana.

La solución más práctica es un trasplante de médula, pero hasta que llegue un donante hay más opciones.

Una de ellas es una selección embrionaria compatible y sana, que puede obtenerse si los padres tienen un bebé del que extraer células madre.

La Seguridad Social ofrece de forma gratuita tres intentos, pero han resultado fallidos. Tras intentarlo en el Hospital Virgen del Rocío, ahora los padres intentarán este método desde la sanidad privada, si no llega antes un donante compatible.

Mientras tanto, los padres quieren dar a conocer la historia de Iker. Han creado una asociación para recibir donaciones y poder costear el tratamiento en la clínica IVI de Valencia.

Actualmente puedes ayudar a Iker mediante una donación en esta cuenta: ES69 3058 0050 0427 2002 7539. Con ella los padres intentarán una vez más la selección embrionaria, dado que es la única alternativa al trasplante de médula que, por el momento, pueden aprovechar.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: