Un amigo es un tesoro, el vínculo personal más importante después de la familia (a veces incluso antes que esta).

Sin embargo, no todos los tipos de amigos son igual de recomendables. Te vamos a ayudar a identificar aquellos que no solo no es aconsejable tener, sino que si crees que conoces a alguien en tu círculo que sea así, deberías alejarte de esa persona lo antes posible.

1. Los que siempre están quejándose

Hay gente que solo transmite malas energías y lo hace mediante una queja continua. Critican cualquier cosa que les sucede en su vida, todos los lugares que visitan y, lo peor de todo, critican a otros a sus espaldas, ¡puede que incluso lo haga contigo!

2. Los que solo son negativos

Lamentablemente hay personas que solo ven el lado negativo de las cosas. No es recomendable tenerlas de amigos, ya que pueden contagiarte esta negatividad. Las personas negativas solo ven obstáculos, desventajas y exageran las limitaciones. No te dejarán llegar a tus objetivos.

3. Los que siempre te hacen dudar

¿Por qué hay gente que simplemente no se puede alegrar por los éxitos de los demás? No lo sabemos, pero sí podemos identificarlos. Son quienes motivan la duda en otras personas, en este caso en ti.

Son capaces de identificar cualquier mínimo fallo que tengas, pero nunca alabarán tus éxitos. Son personas peligrosas y no es recomendable tenerlas de amigos.

4. Los que siempre fanfarronean

Aquél amigo que siempre fanfarronea, que solo habla cosas positivas de sí mismo, no es difícil de identificar. Pero sí es aconsejable no estar con esa persona.

El motivo es que los fanfarrones tienen una baja autoestima, por lo que siempre van a solicitar que tú impulses su ánimo, en una agotadora relación de amistad tóxica, con la que no obtendrás el más mínimo beneficio.

5. Los que no son de fiar

Un amigo que incumple sus promesas, que no acude a las citas, que no respeta tus intereses… No es precisamente la mejor compañía con la que puedes estar. Ten por seguro que estas personas acaban realizando malos hábitos, porque precisamente, no se puede confiar en su buen juicio a la hora de tomar decisiones.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: