Las personas falsas son tóxicas, debemos huir de ellas y no dejar que afecten a nuestra vida en absolutamente nada.

Lamentablemente, no son fáciles de detectar. Su falsa personalidad, les permite ocultarse ante nosotros de una manera muy sutil.

Pero gracias a estas 4 características que comparten todas ellas, podrás identificar con mayor facilidad a cualquier persona falsa:

1. La sonrisa falsa

Una sonrisa sincera afecta a los ojos. Se mueven junto con la boca y el resto de rasgos faciales. De hecho, la sonrisa es la principal «culpable» de las patas de fallo.

Pero no en una persona falsa. En ellas los ojos permanecen inmutables. Solo la sonrisa, tan falsa como ellas, se mueve disimuladamente.

2. Son siempre el centro de atención

No lo pueden evitar. Está en su naturaleza. Las personas falsas siempre tienen que ser el centro de atención.

Pero ten cuidado porque a veces lo serán de una forma tan disimulada que parecerá que no ha sido motivado por ellas.

3. Frases propias de gente falsa

Las personas falsas comparten entre ellas muchas frases, más o menos similares. Hay dos que son muy comunes. Si las identificas ¡ten mucho cuidado!

«Sinceramente». «Para ser sincero». Si comienzan sus frases con estas muletillas, probablemente signifique todo lo contrario.

«Con todo respeto». Significa que van a decir algo hiriente. Se defienden antes incluso de que puedas atacarles, porque saben que lo que dicen es cuestionable.

4. Elogian en exceso

Las personas falsas ni saben identificar cuándo alguien hace algo digno de ser alabado, ni se preocupan lo más mínimo por tu honor. Te elogiarán en exceso, incluso creando situaciones incómodas que, en realidad, te pueden ser hasta perjudiciales.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: